A manera de agradecimiento

Ante las inundaciones causadas por la tormenta Cristóbal

Reactivando la producción agroecológica desde U Yits Ka’an

Informe narrativo y financiero

Junio – Septiembre de 2020

Comensando de nuevo no ay que quedarse crusados de brazos ay mucho que aser teníamos q sacar nuestros familias en adelante… si se puede con la ayuda de Dios nuestro señor se van poder… ¡manos ala obra a hecharle ganas!

 

Las primeras informaciones

Con estas imágenes y con este texto (transcrito literalmente) de WhatsApp que nos envió Consolación desde Tixcacalcupul, cuatro días después de la inundación, esta mujer campesina sistematiza el espíritu y la tenacidad de esta campaña solidaria.

Desde el 4 y 5 de junio nos comenzaron a enviar, desde distintos puntos del estado, fotografías de los estragos que estaba dejando a su paso la tormenta “Cristóbal”. En aquel momento era grande el desánimo y la frustración de gente ligada al campo; desde Kaxaytuk, hasta Tekom, pasando por Yokdzonot, Dzemucut, Mama, Maní y otros pueblos, nos iban llegado reportes de inundaciones, pérdidas de semillas, surcos arrasados, hortalizas completamente destruidas, corraletas inundadas, pollitos muertos, etc. Algunos de estos testimonios se encuentran al final de este informe narrativo.

El viernes 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, nos enlazamos virtualmente algunos profesores, promotoras/es y algunos directivos de la Escuela de Agricultura Ecológica U Yits Ka’an (en adelante UYK), para dialogar y valorar la situación de los proyectos que acompaña la escuela. Era la reunión mensual del consejo de UYK. Sin embargo, la urgencia nos llevó a concentrarnos en la tarea de hacer un recuento de los daños que nos estaba dejando la tormenta tropical. Era inevitable: a todos nos había llegado información  que permeaba tristeza y desconsuelo.

Ahí mismo iniciamos el diálogo sobre la necesidad de una agricultura regenerativa, de la urgencia de implementar acciones inmediatas, medianas y de largo plazo, de la necesidad de tener protocolos para estos casos, la reposición de semillas y otras tantas inquietudes que brotaron a flor de piel.

El eco de la solidaridad

El lunes 8 de junio ya se escuchaban las primeras voces de apoyo y solidaridad: amigos y compañeros entrañables, egresados de la UNAM, querían promover una sencilla campaña para apoyar a UYK y sus comunidades; luego llegaron otras voces desde San Cristóbal de las Casas, Chiapas, con una querida amiga y compañera y otros profesores e investigadores de ECOSUR. Una campaña de recolección de fondos para la reactivación de las siembras se echó a andar desde estos dos ámbitos.

Inmediatamente, UYK estableció diálogo con los directivos de la Fundación W.K. Kellogg para conversar sobre posibles acciones inmediatas y plantear algunas propuestas, a no muy largo plazo, como la de un posible resguardo de semillas criollas, propiciando además que las semillas continuaran estando en manos de las y los campesinos. La sensibilidad de la Fundación se manifestó inmediatamente, aprobando la reasignación de algunos recursos para enfrentar la emergencia.

Amigas y amigos de camino y de sueños se fueron haciendo presentes de una u otra manera. Todos ellos/as nos conocen y conocen de cerca a las familias y/o experiencias vinculadas a UYK. El eco de la solidaridad fue inmediato, incluso fuera de las fronteras de Yucatán, como el de los profesores/as de la Universidad Autónoma Chapingo de Texcoco, que vinieron a sumarse a este coro solidario, así como profesores de la Universidad de Tokio, con quienes mantenemos un vínculo añejo y cercano.

La iglesia católica de Yucatán, a través de la Pastoral Social, dispuso generosamente unos recursos para apoyar a más familias yucatecas que aman y trabajan la Madre Tierra. Un puñado de muchachas y muchachos de Maní han sido muy generosos para hacer llegar despensas y ropa a familias de varias comunidades, incluyendo algunas que se vieron severamente afectadas.

¿Si se pierde el maíz? ¡Somos una familia!

¡Si se pierde el maíz, perdemos todos! Perdemos la riqueza de los sabores y olores de nuestras comidas y bebidas; se erosiona la inmensa sabiduría de la biodiversidad de la milpa y los distintos granos que la conforman, sobre todo esta tríade fundante de nuestros pueblos mesoamericanos: maíz, frijol y calabaza. Buena parte de lo que nos queda de ceremonias y ritualidad se esfumaría de la memoria histórica de este pueblo maya al que pertenecemos; los ciclos agrícolas se romperían como se rompe un cántaro o una vasija; las ofrendas, las primicias, todo sería más opaco y desabrido.

En UYK nunca acabamos de aprender. Somos una organización en la que aprendemos a vivir alegre y sencillamente; nuestro concepto de familia se ha ampliado con el tiempo, incluyendo a los árboles, las plantas y los animales; sabemos que no estamos solas ni solos. En el momento mismo en que llamamos a promotores/as de los cuatro rincones del estado, los menos afectados se pusieron inmediatamente en marcha para conseguir semillas criollas y hacerlas llegar a las familias más afectadas. Las dificultades y restricciones de traslado y comunicación impuestas por el COVD19 no fueron impedimento para que Valladolid se convirtiera en otro centro de acopio y distribución de semillas; de hecho, fueron ellos los primeros promotores en conseguir y distribuir semillas de la milpa. Cada comunidad fue afectada de manera distinta y, por consiguiente, no hay una sola respuesta para todas. Sabernos y sentirnos parte de un todo más amplio nos ayudó a reaccionar con prontitud.

La estrategia a seguir

Una vez identificados los principales problemas y los puntos más vulnerables, proyectamos nuestra respuesta en tres momentos: medidas inmediatas, medidas a corto plazo y medidas a mediano plazo. Los donativos de la campaña de solidaridad se invertirán en la adquisición de semillas criollas de la milpa, por los tiempos en los que nos encontramos, e inmediatamente después en la provisión de semillas de hortalizas a las familias afectadas.

Acciones inmediatas

– Se distribuyeron despensas y ropa a familias campesinas de las poblaciones Maní, Kaxaytuk, Peto, Tekax, Ticul, Mama, Maní, Chapab y Oxkutzcab. Se privilegió el sur porque fue la parte más afectada por las tormentas.

– Reposición de partes afectadas en la escuela misma y en algunas de las subsedes: Tuch Lu’um en Maní, Jo’o Lu’um en Peto, reparación de huanos, albarradas, entrega de agribón, etc.

– La fuente de estos apoyos inmediatos (ropa y despensas) han sido donantes de la ciudad de Mérida, ligados a la iglesia católica. Los jóvenes de Maní fueron los directamente encargados de la mayor parte de los procesos de entrega de estos apoyos.

– Diálogo con los productores menos afectados en los cuatro rumbos del estado, muchos de ellos vinculados con UYK a través de la Fiesta Anual de las Semillas Criollas, para la ubicación y compra de semillas criollas.

– Ubicación de dos centros de acopio para las semillas de la milpa: Valladolid y Maní. Desde ahí se organizaron los paquetes de variedad de semillas criollas y se distribuyeron.

Acciones a corto plazo o reactivación de siembras

– Se dispuso un acopio de semillas criollas para la reactivación de las milpas. Se compró poco menos de una tonelada de distintos tipos de maíces criollos, sobre todo de ciclo corto; 300 kilos de distintos tipos de frijoles (kolibuul, tzamá de ciclo corto, frijoles rojos, etc.); 300 kilos de distintos tipos de calabazas (menuda, Xtoop, etc.) y algunos kilos de semillas de cebolla. La compra de estas semillas tenía un doble propósito, porque además de apoyar a las familias afectadas por las inundaciones, son semillas que serán compradas a productores campesinos que, a su vez, se verán beneficiados con la compraventa.

– Se cotizó 400 paquetes de semillas de hortaliza de traspatio, de suerte que pudieran recibir este apoyo todas las familias ligadas a UYK y otras familias detectadas y/o que se han acercado a nosotros para manifestarnos la necesidad de este apoyo. Las variedades específicas fueron seleccionadas por los promotores de UYK.

– Distribución y entrega de semillas criollas de la milpa a las familias afectadas, con la invitación a guardar una parte de semillas en el Troje Comunitario, al término de la cosecha. Como medida preventiva.

Acciones a mediano plazo

– Reposición de plantas e injertos que se perdieron en varias unidades productivas, la idea de los afectados es esperar un poco para no correr nuevos riesgos.

– Entrega y distribución de paquetes de semillas de hortaliza con ocho variedades de aquellas especies que es más difícil reproducir. Otras semillas como tomates, cilantro y chiles es más fácil reproducir y obtener en sus propios espacios de producción.

– La segunda semana de agosto fue aprobada una propuesta presentada por UYK a WK Kellogg para habilitar un espacio como lugar de resguardo de semillas en prevención de futuras calamidades climáticas. Se ubicará en el laboratorio Bernardo Xiu Uc de la sede central de UYK, en Maní.

– Seguimiento y/o asesoría a las familias que recibieron semillas.

– Evaluación de la campaña e informe final a los donantes.

– Reunión y preparación de protocolos para acciones similares.

Una palabra final

Como bien nos recuerda Consolación desde Tixcacalcupul: “Comensando de nuevo no ay que quedarse crusados de brazos ay mucho que a ser teníamos q sacar nuestros familia en adelante… sise puede con la ayuda de Dios nuestro señor se van poder… ¡manos ala obra a hecharle ganas!”. Ella es una mujer campesina que apenas comienza a hablar y escribir en español; habla y domina muy bien la lengua maya, pero tiene una entereza y sabiduría que ejemplifica el espíritu de todas las familias vinculadas a nuestra escuela; su ecoespiritualidad se percibe a flor de piel y es capaz de inocularla entre los demás. Su resiliencia es inconmensurable y su visión de futuro destila esperanza y coraje.

Y a manera de gratitud, desde UYK les decimos a todas y todos: ¡“Manos ala obra… a hecarle ganas” a los desafíos de hoy y a los de mañana! 

Afectaciones que dejó en el sur y en el oriente del estado la tormenta tropical Cristóbal

 

La inundación fue disminuyendo paulatinamente, la solidaridad, en cambio, fue creciendo cada vez más

Parte de los terrenos afectados por la inundación. Se inicia la entrega de semillas

Promotoras y promotores de la escuela entregando semillas de la milpa y de hortalizas

La hermana Madre Tierra sonriendo en los rostros y en los frutos que nos regala

¡Todo gracias a tu solidaridad!

INFORME ECONÓMICO

La recaudación de los fondos que nos permitió llevar adelante los trabajos que se han descrito en este informe, tiene dos principales fuentes:

  1. Los donativos pequeños, la mayor parte de ellos anónimos, hechos a la cuenta de UYK en ocasión de las inundaciones. La cantidad recaudada en nuestros registros bancarios asciende a 149,114.00
  2. Una donación de parte de la Arquidiócesis de Yucatán, que asciende a 100,000.00

El total recaudado fue de 249,114.00 y nos permitió:

  • El reparto de semillas y reactivación de las siembras en todas las comunidades mayas asociadas al trabajo de la escuela. Y aún a otras comunidades que lo solicitaron y/o visitamos.
  • Atender la solicitud de varias parroquias del sur del Estado, para dotarlas de semillas de la milpa y de hortalizas para sus distintas comunidades afectadas. 
  • Los apoyos para la reconstrucción de los espacios comunitarios de: Tuch Lu’um, en Maní, y Jo’o Lu’um en Peto y en la misma escuela.
  • El costo del traslado de los insumos hasta los beneficiarios.

Nota: Una vez terminada la campaña, la Arquidiócesis de Yucatán, a través de la Comisión Diocesana de Pastoral Social, ha hecho llegar un nuevo donativo de 80,000.00 que habrá de utilizarse en la repartición de paquetes de semillas a las parroquias campesinas que lo soliciten.

A todas las compañeras y compañeros que expresaron con acciones su solidaridad, les decimos en lengua maya: ¡Nib Oolal! ¡Gracias!

 

Por U Yits Ka’an

Raúl Lugo Rodríguez                                   Atilano Ceballos Loeza

 

Septiembre de 2020

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Correo electrónico
RSS